Testimonios
Escriba a: info@alfonsolambe.org
Quiero agregar algo que me contaron hace ya varios años.
Cuando a Alfonso Lambe lo estaban velando y mucha gente pasaba delante de sus restos, un ex Obispo de Antofagasta (Chile) pasó casualmente por allí. Preguntó de quién se trataba porque le llamó la atención la gran concurrencia.
Le contestaron que había fallecido Alfonso Lambe, un joven legionario que había venido de Irlanda y que había hecho un verdadero trabajo de misionero en varios países de América del Sur.
El Obispo reconoció que nunca había querido aceptar a la Legión de María en su diócesis. Pero que por lo que podía ver en ese momento, tomó la decisión de permitir a la Legión en su diócesis.
Me parece un lindo regalo que Alfonso Lambe dejó.
Ojalá que también ayude para afirmar más a la Legión por estos lados, especialmente ahora que se está organizando una gran Misión.
Que el Espíritu Santo siga iluminando y moviendo a todos para que proclamen por todos lados en gran mensaje de Jesús de la restauración del Reino de Dios, el reino de Amor, de Justicia y de Paz.
P. Guillermo Pauli, OFM, Director Espiritual de la Legión de María, Chile.