Siervo de Dios Alfonso Lambe - Frank Duff | Alfie Lambe - Enviado Extraordinario - John Appleton | Un Embajador escribe acerca de un Enviado | Tras las huellas de Alfie Lambe | Un Enviado bajo la cruz del sur - Etta Mooney | Desde Sudamérica a Tullamore en Irlanda - Extractos de Cartas de Alfonso Lambe a su madre - Recopilado por Anna B. O'Connor | Alfonso Lambe P. Isidro de Roba Martín, S. M. | Un camino para seguir - Padre Carlos Ripoll, ODB - Cementerio de la Recolecta al momento de despedir sus restos mortales | Primeros años de Alfonso - María Sofía del Prado | Alfonso Lambe - Monseñor Pedro Antonio Bordoni | Apóstol laico en Suramérica - P. Isidro de Roba Martín, S. M. | Buscando santos modernos - P. Peter T. McCarthy

Alfonso Lambe, el Enviado
Dr. Vicente Pacheco

 

En una sesión solemne, llevada a cabo el 12 de Abril de 1964, con motivo del Décimo Aniversario de la Fundación de la Legión de María en Quito, el Hno. Dr. VICENTE PACHECO, Secretario de la Curia "La Dolorosa de Quito", trazó la siguiente semblanza de la personalidad del Hno. Alfonso Lambe, el célebre Enviado del Concilium para América Latina.

En una pequeña lapidaria sentencia, la Sagrada Escritura sintetiza la vida del Hombre-Dios: "Pasó haciendo el bien".

En la proporción debida y en cuanto a hombres se refiere, podemos aplicar a ALFONSO LAMBE estas mismas palabras: "Pasó haciendo el bien". En efecto: Alfonso Lambe , nacido en Tullamore, Irlanda, el 24 de junio de 1932, sostenido por el Espíritu de Dios, que sopla donde bien le place, ingresa de Novicio a los 14 años, en el Instituto de los Hermanos de La Salle; pero se ve obligado a salir, pues, enferma y, como "Todas las conducen al bien cuando se ama a Dios", de lleno ingresa en la Legión de María, que será su camino, su pasión y su altar, en el que ofrendará su vida en holocausto de amor.

En la Legión solo hay voluntarios, no esclavos y Alfonso se ofreció de voluntario para su misión de Enviado en América del Sur, y podemos también, en algún sentido, aplicar a Alfonso Lambe las palabras con que la Sagrada Escritura se refiere al Precursor: "Y hubo un hombre enviado de Dios cuyo nombre era Juan". Su misión es la del Bautista; su estatura avanza hacia la de él. "Si la Legión de María no hubiera hecho nada más que producir un hombre de calidad de Alfonso Lambe -exclama el Arzobispo de Salta, Argentina (voz de Dios que canoniza a Alfonso)-, ya habría hecho lo suficiente para recibir bendiciones de Dios". Y la Legión de María tiene ya su puesto en el corazón de la Iglesia, y prueba irrefutable de ello es el pensar del actual Pontífice -que siendo Cardenal se desvivió por la Legión-, que en estos términos se expresó de la Legión: "Desde la era de las grandes órdenes religiosas, la Legión de María es el más grande movimiento que se ha establecido para el bien".

Alfonso Enviado, sale del aeropuerto de Shannon y ante sus ojos extáticos, luminosos y puros se descorre el misterio de nuestra América Latina que, más tarde, le hará exclamar pleno de convicción: "No existe problema de protestantismo ni comunismo, existe sí, problemas con el catolicismo". Bogotá le recibe alborozada con su Legión ya floreciente. Al grito Episcopal de Mons. Bernardino Echevarría Ruíz, O.F.M., el Obispo de María, cargando a cuestas por sobre las cimas enhiestas de los Andes el Vexillum Legionis Mariae, planta en Ambato (Ecuador), su tienda transitoria de campaña, el 11 de febrero de 1954; riega generoso el espíritu de María, de la inquebrantable copa del Manual Oficial de la Legión y establece la primera Curia en suelo ecuatoriano.

Con visión de cóndor -con el cual , sin duda, platica, cuando, caballero sobre las nubes de los cielos americanos, vierte su alma en nuestro continente-, de Ambato conduce su cuartel general a Quito, para, desde la cima de la libertad de la Patria, lanzar su proclama de acción- sacrificio en el amor de las almas en, con, por y para María. El 12 de Abril de 1954, se establece el primer praesidium "Nuestra Señora del Perpetuo Socorro"; la hora: las ocho de la noche. Los praesidia florecen luego por donde pasa Alfonso: Portoviejo,, Ibarra, Manta, Bahía de Caráquez, Guayaquil, Riobamba, Cuenca, Lojas y Esmeraldas ven asombradas que, entre las cenizas de un catolicismo sin apostolado, surge radiante y generosa una multitud de almas que cantan con los labios de María a Dios: "Mi alma glorifica al Señor... y mi espíritu está transportado en Dios mi Salvador... ".

Pero Alfonso es universal. No pertenece solo al Ecuador, del cual, como expresa muchas veces, se enamora indicando que es su segunda Patria; riega su espíritu, que es el de María, en el Perú, Bolivia, Argentina, Uruguay y Paraguay, países en los que su nombre se recuerda con caracteres de leyenda y, en donde, como mil voces convencidas de su santidad, tantas y tantas almas sonríen, creen, oran, esperan y aman a la Legión por él, el Enviado de Dios y de María para América, como Juan el Bautista lo fuera en Palestina y el mundo...

Pero no sólo en Sudamérica recibe su perenne sonrisa legionaria, también Centroamérica, en la que dos o tres Obispos pueden, todavía, mostrar los mensajes de fuego, anexos a un Manual, que desde Quito les fueran remitidos. Y no solo América, la de las esperanzas de la Iglesia, sino... sueña, y sueña despierto, en Rusia, la de los hombres que habían declarado a la Legión de María el enemigo número uno del comunismo en el mundo; y prueba irrefutable de ello, es que con ahínco, junto al vigoroso idioma de Castilla, aprende el ruso. "Quiero ir de Enviado a Rusia, luego de cumplir mi misión en América", me dice en cierta ocasión, con todo entusiasmo y mirando, en lontananza, la blancura de las estepas, cruzadas por hoces y martillos, llevadas en manos de seres que desafían a Dios y desafían a los hombres... Mira a Rusia, y con el tono profético Monseñor Fulton Sheen, Obispo Auxiliar de New York, balbucea: "El 13 de octubre de 1917, cuando nuestra Señora apareció en Fátima, el comunismo estaba empezando justamente a roer las entrañas del mundo. Dentro de 34 años más, el comunismo no existirá. Desaparecerá el Dictador Rojo pasando lista a sus tropas en la Plaza Roja, aparecerá Nuestra Señora del Kremlin en la Plaza Blanca pasando lista a sus tropas de la Legión de María".

Y Alfonso muere... "Alfie joined Edel today.- Alfonso reunióse a Edel hoy", es el cablegrama que se envía al Concilium, el 21 de enero de 1959 ... la Legión necesitaba dos modelos, de sus propias filas, para sus hombres y para sus mujeres, y Dios no los da: Alfonso y Edel; dos vidas paralelas que arden en el mismo fuego y que se consumen sobre un mismo altar... "La obra milagrosa de Dios, esta vida floreciente, llena de todas las energías y riquezas, fuerte, sensible, ha quedado destruida. Humanamente hablando, tenía aún la vida ante sí. Cuando hubiera podido crear, enseñar, realizar y ayudar... Alfonso todavía. Qué plenitud de vida divina hubiera podido brotar de su alma, y así hubiera vivido una larga vida" (Romano Guardini. Vía Crucis)...

Pero, Alfonso no ha muerto... Alfonso vive y vivirá perpetuamente. Queréis verlo? Vive el Manual Oficial de la Legión de María. Queréis saber qué dijo, cómo vivió, cuáles sus ideales, sus ansias y el fuego de Pentecostés que le consumía y le llevó junto a su Reina y a la Nuestra, María Santísima?... Abrid con él, de principio a fin, las más de 350 veces, el Manual Oficial; leedlo, estudiadlo, vividlo... ; pues, conociendo se ama y amando se llega al servicio sin claudicaciones a Jesús por María. ¿Queréis en síntesis, saber quién es Alfonso Lambe? ¿Cuál su microbiografía terrena con proyecciones divinas?... Mi respuesta y de cuantos le conocieron es: era, es y será un Manual viviente...

¡Alfonso, Tú que tienes el alma hecha de sol; la palabra meliflua, convincente, enérgica sin dureza y llena de María y de Jesús! ¡Tú que siembras el secreto de tu sonrisa amable para ser santo y para hacer más santos aún a los demás!; ¡Tú que no quieres que la Legión sea un ejército de almas cuerdas, sino locas rematadas, ni que el Manual se transforme en piedra de tropiezo para muchos corazones enfermizos y mezquinos: mira, con Edel, la Legión de nuestra Patria! ¡Ven, de nuevo, a cruzar nuestra veredas; y a subir nuestros montes afiebrados de infinito, para plantar limpio y esplendoroso el Vexillum Legionis Mariae, en las cumbres inebriadas y fulgurantes de nuestros volcanes! ¡Ven, Alfonso Lambe y esa tu pujanza heroica, que sólo da el estricto cumplimiento del Manual, en su espíritu y en su letra, no en uno u otra aisladamente, volverá a sentirse en todos los rincones del suelo que tú amas con predilección! ¡Vuelve, Alfonso y volveremos a aprender Legión de María como la quiere Dios, como la quiere María, como la Iglesia nuestra lo espera, y como la aprendieron un Padre Frank McCann, una Madre Benedicta, una Madre María Ignacia Ponce y Carbo, un Padre Jaramillo, un Padre Hidalgo, un Padre José Espinoza, etc., mártires como tú, ayer u hoy, de la Legión... !

Alfonso fue, es y será un Manual viviente... Pasó haciendo el bien... Fue un hombre Enviado de Dios.